¿Nos trata Dios a Todos por Igual?

Actualizado: 5 de ene de 2019


La Pregunta  directa es:  ¿Dios nos trata a todos Iguales?, digo, a todos sus hijos.


Anoche estaba desarrollando este tema con algunos hermanos de la congregación Riverside en Paterson NJ y me gustaría también compartirlo con mis lectores en este día. La Pregunta  directa es:  ¿Dios nos trata a todos Iguales?, digo, a todos sus hijos.

El pasaje bíblico de Juan 21:20 deja ver que Jesús tenía una cierta inclinación con uno de sus discípulos, lo cual no significaba que no amara a los demás, pero si quizás había una cierta afinidad con uno de ellos; de tal modo que al parecer  Pedro se sintió intimidado por esto y de alguna manera se lo presentó a Jesús en un reclamo.


Creo que a todos en alguna manera nos hubiese gustado tener ese lugar de privilegio. A quien no le hubiese gustado tener un trato especial con Jesús; en la sociedad pasa esto, en la familia pasa esto, en el trabajo pasa esto, en la Iglesia pasa esto, todos queremos sentir que somos importantes en el medio que nos encontramos y si logramos tener un trato especial de alguien ya sea un familiar, nuestro patrón, algún político, un artista, alguien de la sociedad con alto rango, o si tenemos en la Iglesia ciertas consideraciones del Pastor o los líderes. A todos más o menos, nos gusta saber que alguien nos considera de un manera distintiva.

Así es cómo se hace:

Creo que era eso lo que le estaba pasando a Pedro, no le gustaba esa manera tan especial con la cual Jesús se estaba relacionando con uno de ellos.

De alguna manera para contestar la pregunta inicial, yo  creo que Dios, no nos trata a todos Iguales. Es evidente que tu como padre no vas a tratar a todos tus hijos iguales;  yo tengo 2 hijos y no puedo tratarlos de la misma forma, ellos son hermanos, llevan la misma sangre, pero son dos seres totalmente distintos, aunque en muchas cosas pueden parecerse,  no actúan los dos de la misma forma, entonces cómo actúan de formas diferentes,  también yo tengo que tratarlos de forma diferente.


No significa que amo más a uno que al otro, amo a mis dos hijos de la misma forma y de la misma manera, pero al ser distintos,  tengo que tratarlos distinto. Creo que de alguna manera eso es lo que que pasa con Dios hacia nosotros, cada uno de nosotros somos diferentes y tenemos una relación diferente con Dios. y me atrevo a decir que en base a esa relación que nosotros tenemos con Dios,  Dios nos trata a nosotros.


¿Tu crees que Dios nos ama a todos Iguales?

Ahora bien quisiera hacer otra pregunta en este tema que estoy desarrollando con mis lectores.  ¿Tu crees que Dios nos ama a todos Iguales? Definitivamente Dios nos ama a todos de la misma forma, Juan 3:16 dice que Dios nos amó de tal manera que envió a su único hijo para que muriera por nosotros.  Imagínate que nos amó de tal forma que se desprendió de su único hijo, así que yo creo que con ese amor nadie puede competir, porque ninguno de nosotros los seres humanos, estaría dispuesto a dar la vida de su hijo para salvar a otros, así que: Si, Dios nos ama a todos de la misma forma, con el mismo amor, pero definitivamente Dios a cada uno de nosotros, nos trata de una forma distintiva. Dios nos entrega dones.


Dios a cada uno de nosotros nos entrega dones, talentos, ministerios, a todos por igual nos ha regalado el don inefable de la Salvación.  Todas esas, son cosas que cada uno de nosotros compartimos en común; claro, no todos tenemos las mismas capacidades,  dones y talentos; pero a cada cada uno de nosotros, Dios nos ha dado algo que nos diferencia de los demás, o que nos hace de alguna forma  un ser exclusivo.


Así que también podríamos decir que eso afecta de alguna forma, la manera en la que Dios nos trata, porque al que más se le da, más se le demanda.


Dios puede escuchar a todos sus hijos

Ejemplo: algunas personas me dicen: -Por favor pastor; pídale usted a Dios por este problema, porque Dios lo va a escuchar. Queridos amigos; el hecho de yo sea Pastor, no significa que Dios no los va a escuchar, El hecho de yo tener una posición como Pastor no me da más privilegios con Dios, simplemente es una mayor responsabilidad, Dios puede escuchar a todos sus hijos que le busquen a El en Espíritu y en verdad.


El poder de Dios se perfecciona en medio de la debilidad, todos necesitamos a Dios de manera especial.

Creo que en base a lo que somos, quienes somos, cómo pensamos y cómo es nuestro corazón; Dios desarrolla un trato especial y único con cada uno de nosotros. El blog del día de hoy, es para crear una conciencia de depender más de Dios, porque cuanto más dependemos de Dios, mas Dios puede mostrar su gloria y su poder en nosotros.

El poder de Dios se perfecciona en medio de la debilidad, todos necesitamos a Dios de manera especial, aun quienes dicen que no creen en Él, también lo necesitan más de lo que ellos mismos  creen. Crear una dependencia de Dios significa buscar mas de Él, conocerlo mas a El, conocer su Palabra, conocer su amor y el propósito que Él tiene con cada uno de nosotros.


Necesitamos tener hambre por conocer las cosas de Dios.  El salmo 42 dice: “mi alma tiene sed de Dios”. Entonces de como nosotros buscamos a Dios, la manera en la que nosotros le buscamos a Él, como es nuestra relación con El, es la manera en la que se diferencia el trato de Dios con nosotros. Dios siempre esta con los brazos abiertos para recibirnos y derramarnos su amor  incondicional.


Algunas personas tienen a Dios solo como una figura celestial, como Dios allá en el cielo muy lejos y ellos aquí en la tierra, o como algo que cuando existe alguna problema claman:  -¡ay Dios mío ayúdame!!!, o un Dios que ellos ven cuando van a una misa, a un casamiento o a un bautismo. y me parece queridos lectores que Dios es un poco más que todo eso.


¿Será que Dios quiere más a otros que a mi?

Para otros, Dios es más que eso, Dios es un estilo de vida, Dios es su vida, Dios es el motor con el cual arrancan cada mañana, Dios es su eje y guía principal para caminar cada día, Dios es su fortaleza, Dios es su ganador y mucho más… Entonces es muy probable que para este grupo de personas Dios si tenga un trato preferencial que con otras no tiene.

Par terminar quiero compartirles esto: muchas veces miramos alrededor nuestro y decimos porque aquellas personas reciben estas bendiciones y yo no, o porque aquel hermano le va tan bien y Dios lo bendice tanto. entonces muchas veces viene la pregunta y decimos… ¿Será que Dios los quiere más a ellos que a mi? bueno simplemente preguntémonos qué están haciendo ellos que yo todavía no he hecho y quizás allí encontremos algunas respuestas.


Recuerda Dios te ama y quiere tener un trato especial con vos, búscalo, conócelo, ámalo y comienza a desarrollar una relación única y especial con el Dios todopoderoso.



Juntos en la Jornada

Fabio Sosa | Mentor - Coach



© Dec- 2018 created by Pastor Fabio  Group Inc | Houston Texas 

  • YouTube - Gris Círculo
  • Blogger - Gris Círculo
  • Facebook - Gris Círculo
  • Instagram - Gris Círculo
  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Twitter - Gris Círculo